lunes, 10 de mayo de 2010

¿Por qué algunas iglesias no fuyen en lo pofetico?

En muchas iglesias e instituciones de entrenamiento ministerial se ha enseñado a ver a Jesús como Rey y Sacerdote pero se les ha olvidado el hecho de que el también es llamado Profeta.
“Porque Moisés dijo a los padres: El Señor vuestro Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis en todas las cosas que os hable” Hch.3:22
Y podemos ver las palabras proféticas de Jesús en Mt. 24:1-51 y 10:32-34
Ahora en su deseo de no caer en lo fanático, perder el orden establecido en la grey y mantener la autoridad sobre el pueblo (aun desechando la obra del Espíritu Santo), muchos ministerios han caído en el grave error, quizás por el temor de ser rechazados, de no permitir el fluir del don Profético en la congregación.
Aquí hay algunas de las causas por las cuales el don de Profecía no fluye en algunas de ellas.
1.- La Biblia reemplaza los dones espirituales.
“Teniendo ya lo perfecto (las escrituras) no necesitamos mas los dones”.
Si tomamos esto en cuenta toda oración por sanidad y milagros son innecesarios. En tal caso como la escritura misma declara: “Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis”.1Co. 14:1
Entendiendo esto veremos que la palabra nos da el entendimiento, a través de la enseñanza nos muestra la mente de Dios, mientras que la Profecía nos revela el Corazón de Dios.
Si solo nos preocupáramos por las experiencias sobrenaturales al punto de depender de ellas, estas mismas pueden guiarnos al error o al abuso.
Por otro lado si enfatizamos solo el ministerio de la palabra sin dejar libertad al espíritu de revelación que trae el campo profético, puede guiarnos a lo correcto, pero también a lo estéril, formal y sin inspiración ¡usted decide!

2.- Trabajar con el Don impide la evangelización efectiva
Es muy cierto que muchas iglesias se han convertido en “clubes” de “bendíceme” .Imponiendo las manos los lideres profetizan y oran por sanidades y milagros haciendo que el pueblo se vuelva dependiente de los dones y se olvide del propósito para el cual estamos en la tierra que es la expansión del Reino de los Cielos. Pero también se han olvidado que son los dones los que ayudan a una evangelización más efectiva.

3.- Prefieren los Frutos mas que el Don
Es verdad que los dones sin fruto son inútiles (Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. 1Co. 13:1-2), es también cierto que el evangelio no pude ser predicado de forma efectiva sin poder (Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree Ro.1:16).
La palabra debe ser confirmada y seguida de señales. La gente se sentía atraída por Jesús tanto por su personalidad, como por sus milagros.

4.- Los dones son peligrosos
¡Por supuesto que si!, pero para el enemigo. Al contrario de muchos lideres que piensan que el don de Profecía es un enemigo contra su ministerio, el es elocuente, estimulante y provocador y esta designado para poner un limite definido a nuestra relación hacia Dios, en términos de cómo vivir nuestra vida y manejar la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada